En el caso de que quieras perfeccionar tu sonrisa, quieras cambiar algo ya sea por incomodidad o por estética, deberías definirte por ponerte carillas, las carillas son un tratamiento de estética innovador compuestos de resinas de última generación, estas se ponen sobre uno o varios dientes, normalmente se suele hacer en los dientes que están más a la vista de la boca del cliente.

¿Para que sirven las carillas dentales?

Hay que aclarar que este procedimiento es un retoque estético que no perjudica tanto como otros procedimientos en este ámbito, no acaba con el esmalte natural del diente ni le causa ningún daño lo que hace de este muy recomendable entre todas opciones disponibles a la hora de hacerse algún retoque en esta zona.

Y respecto al objetivo de la gente para colocarse carillas, este suele ser modificar en algún aspecto al diente, ya sea su forma, color o posición, en algunos casos se pueden hacer las tres a la vez, se suele realizar en una sola sesión, y esta dura sobre 4 horas.

Y la edad es un factor variable, es decir, se puede realizar en niños, y mayores.

Suelen durar entre 4-6 años.

El procedimiento que se sigue es el siguiente (te lo explicamos de forma resumida):

En primer lugar se aplica sobre el diente la resina compuesta, que es maleable, y con herramientas y espátulas especiales se le va dando la forma deseada a los dientes, una vez se consigue esta, se le aplica una luz ultravioleta que hace que el material se endurezca hasta llegar al punto de ser casi idéntico a un diente natural.

¿Cúal es la diferencia entre las carillas de porcelana y las de composite?

En cuánto a duración, las dos tienen una duración muy similar, son resistentes y duraderas.

Una de las diferencias más notables es que las carillas de porcelana no se mancha, no se pigmenta, cosa que con el tiempo las de resina si que hacen, lo que hace que tengan que tener un mantenimiento, de al menos cada 6 meses para que no se nos opaquen o manchen, y que se mantengan brillantes.

Obviamente aunque unas sean más resistentes que otras, todo depende del cuidado y del trato que tu le des, al ponerte estas tienes que ser muy cuidadoso.
Los cuidados que más queremos destacar son los siguientes:

  • Cuidar la higiene tanto o más que antes.
  • Acudir regularmente a tu especialista para realizar revisiones.
  • Evitar comidas y bebidas con colorantes para no crear manchas en tus carillas.
  • Evitar el consumo del tabaco.

Otra diferencia es el precio, en este caso las carillas de porcelana son más costosas, aunque solo un tercio más, lo cúal puede ser un factor importante o no para ti.

Entonces, ya que sabes cuales son las diferencias más notables entre los dos tipos de carillas, está en ti la elección, mientras te vamos contando un poco más acerca de las carillas de composite.

 

El blanqueamiento dental con carillas de composite ¿Es posible? ¿De qué se trata?

Si eres una persona que buscar un tratamiento combinado, este es ideal para ti, se trata por un lado de la puesta de carillas de composite y por otro un blanqueamiento dental.

Con el blanqueamiento se puede lograr aclarar hasta 3-6 tonos tu dentadura y después de esto, el tratamiento de afina con unas carillas de composite, las cuales unificarán el color, mejoran la forma y armonizan la sonrisa.

Así, con esta combinación, los resultados de tu nueva sonrisa serán aún más perfectos, y garantizados.

Un blanqueamiento es algo con lo que muchos pacientes sueñan y la verdad es que después de realizárselo, quedan encantados con esto.

 

Algo más que saber sobre el mundo dental de las carillas de composite…

Un factor que te será de gran interés e importancia es el precio de estos tratamientos, pues bien, el tratamiento de blanqueamiento en nuestro país ronda entre los 350€ a 450€ esto siempre en función de la clínica y de los productos que se usen.

En el caso de las carillas de composite los precios suelen variar entre 150-250€ por cada carilla de composite y entre 400-850€ las de porcelana.

Por supuesto te podrás informar más sobre esto en la clínica en la que piensas hacértelo y siempre podrás pedir un presupuesto para comprobar si lo que quieres se ajusta al dinero que tienes en mente invertir en tu dentadura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario